Bufete de abogados de lesiones personales en Nueva York y Seattle

Responsabilidad del producto / reclamos de agravio masivo

La responsabilidad del producto se refiere a la responsabilidad legal de los fabricantes interesados ​​por producir o vender productos defectuosos. La ley de responsabilidad del producto existe principalmente para proteger los intereses de los consumidores.

Los fabricantes de productos de consumo están obligados a garantizar que sus productos sean seguros para el uso de los consumidores. Se espera que los productos cumplan con los estándares aceptados y los requisitos de calidad. Los fabricantes están obligados a proporcionar instrucciones para el uso seguro de sus productos. Y deben advertir a los usuarios de los riesgos asociados con el uso de un producto en particular.

La esencia de esta ley es garantizar que los consumidores estén seguros en todo momento. Es por eso que si ha consumido o utilizado un producto defectuoso que le causó lesiones, puede demandar bajo la ley.

Formas de defectos del producto

El defecto del producto se utiliza para referirse a una 'falla' en un producto. Un defecto es cualquier característica de un producto que dificulta su usabilidad para el propósito en que fue fabricado o fabricado. La ley reconoce tres formas esenciales de defectos. Estos son:

Defectos de fabricación

Este es un defecto que surge cuando un producto no ha sido fabricado de acuerdo con su diseño. El defecto puede hacerlo peligroso o ineficaz.

Los defectos de fabricación no son parte del riesgo inherente a un producto. Solo surgen debido a un error en la producción o en la línea de montaje. Por lo general, estos tipos de defectos afectan solo a una pequeña parte de los productos manufacturados de una empresa.

En este caso, el fabricante será estrictamente responsable de los defectos en los productos. Esto es independientemente de si se tomó o no un cuidado razonable durante el proceso de fabricación.

Todo lo que se necesita establecer aquí es que el supuesto defecto existía en el momento de la salida de la fábrica donde se fabricó o ensambló el producto.

Defectos de diseño

Un defecto de diseño se refiere a la fabricación de un producto en violación de algunas especificaciones. En este caso, el producto fue defectuoso desde el principio. A diferencia de los defectos de fabricación, un defecto de diseño es un defecto en el modelo original de un producto y afecta a todos los productos fabricados. Este defecto ha hecho que todos los productos sean irrazonablemente peligrosos o peligrosos para los usuarios potenciales.

Al intentar resolver la pregunta de si un producto tiene un defecto de diseño, generalmente se hacen tres preguntas:

  • ¿Era el diseño del producto excesivamente peligroso antes de la producción?
  • ¿Se hubiera esperado razonablemente que el diseño del producto pudiera dañar a un usuario potencial?
  • ¿Podría el fabricante haber evitado el defecto utilizando un diseño superior que fuera económicamente factible y que aún no modificara el propósito del producto?

Las respuestas a estas preguntas determinarían si un consumidor tiene un recurso legal para un reclamo por defecto de diseño. Aún más, responderlas requerirá acceso a planos de fabricación y documentos oficiales a los que solo un abogado experto puede acceder.

No advertir

El incumplimiento de la advertencia surge del deber impuesto a los fabricantes y distribuidores de un producto para advertir a los consumidores de los riesgos potenciales inherentes al uso de un producto.

Es cierto que hay algunos productos que vienen con posibles riesgos de uso o fallas. Sin embargo, el fabricante está obligado a advertir a los consumidores sobre estos riesgos y también a proporcionar suficientes instrucciones de seguridad.

La falta de advertencia también puede surgir de una agenda de marketing. Si un producto, por ejemplo, se anuncia que hace algo que en realidad no puede hacer, un fabricante puede ser considerado responsable bajo las leyes de responsabilidad del producto.

En efecto, se puede entablar una demanda por responsabilidad del producto contra un fabricante por no advertir a sus consumidores de posibles riesgos o por problemas de comercialización. Por lo tanto, se impone la responsabilidad:

  • Si las advertencias o instrucciones podrían haber evitado lesiones por riesgos potenciales. o
  • Si las advertencias o instrucciones en sí mismas, después de ser seguidas adecuadamente, causaron una lesión.

Regulaciones sobre etiquetas de advertencia

Cuando existe la obligación de advertir, se espera que los fabricantes cumplan con las pautas necesarias. Las pautas de la etiqueta de advertencia de Instituto Americano de Normas Nacionales (ANSI), especifica los estándares que se deben seguir para las advertencias del producto.

Las normas estipulan que las señales de advertencia deben ser fácilmente legibles. Deben ser comprensibles, ofrecer una explicación detallada y deben ilustrar los riesgos de seguridad con imágenes. Según ANSI, una etiqueta de advertencia debe informar al consumidor sobre:

  • Peligros existentes en el producto;
  • Gravedad del riesgo involucrado con un producto en particular;
  • Efectos del peligro en el consumidor; y
  • Información sobre cómo evitar el peligro inherente.

La agencia también especifica que una advertencia debe hacerse altamente visible. Debe colocarse lo más cerca posible del área del peligro. Además, la etiqueta debe hacerse para soportar la vida útil particular del producto.

El ANSI ha diseñado tres palabras clave codificadas por colores para alertar al consumidor de los peligros inherentes a un producto:

  • Rojo - peligro: Esto significa la ocurrencia de un evento peligroso inminente que terminará en lesiones graves o la muerte.
  • Naranja - Advertencia: Esto significa un evento potencialmente peligroso que pueden terminar en lesiones graves o la muerte.
  • Amarillo - Precaución: Esta es la ocurrencia potencial de una lesión moderada o leve asumida con el peligro.

El ANSI proporciona más detalles sobre cómo deben establecerse las advertencias de peligro. Una de las palabras clave de color junto con la descripción del peligro, debe imprimirse claramente sobre un fondo cuadrado blanco para mejorar la visibilidad.

Debajo de la palabra clave, la sección de la etiqueta de descripción debe dividirse en dos paneles. Los paneles contendrán:

  • Un símbolo o sección de gráficos. Por ejemplo, un círculo rojo con una barra oblicua para representar un acto de descuido; y
  • Una sección de mensaje que destaca la información pertinente al peligro.

Cómo determinar si una etiqueta de advertencia es adecuada

En situaciones de falta de advertencia, la insuficiencia de la etiqueta de advertencia puede dar lugar a responsabilidad. Para determinar si la etiqueta de advertencia era adecuada, se debe considerar lo siguiente:

  • Si era probable que el producto causara daño;
  • Si el producto fabricado se usó para el propósito y en la forma en que fue diseñado;
  • La gravedad de la lesión sufrida;
  • La simplicidad, claridad y comprensibilidad de la advertencia; y
  • El nivel de presunción que el fabricante hizo sobre la experiencia y el conocimiento del usuario.

Estos factores determinarían si un fabricante tiene o no responsabilidad, y en qué medida deben rendir cuentas.

Intoxicación alimentaria y responsabilidad del producto

Las reclamaciones de responsabilidad de productos por enfermedades transmitidas por alimentos y la intoxicación alimentaria están en aumento. Un consumidor puede presentar un reclamo contra el productor de dichos alimentos o cualquier parte que maneje los alimentos durante la transición o la venta minorista.

El gran problema con la intoxicación alimentaria y los casos de responsabilidad del producto implica conectar la lesión sufrida con la comida. En muchos casos, la comida habrá sido consumida o eliminada antes de que se manifieste la intoxicación alimentaria o la lesión.

Si se puede examinar la comida consumida, mejor. De lo contrario, al probar la intoxicación alimentaria, necesitará otra evidencia. Por ejemplo, las muestras de alimentos del mismo lote pueden ayudar a mostrar los defectos. También requerirá que establezca la evidencia de bacterias o microorganismos tanto en la víctima como en el suministro de alimentos.

Un abogado experimentado en responsabilidad por productos en Oshan y Asociados puede ayudarlo a reunir la evidencia requerida para su reclamo de responsabilidad del producto.

Los peligros de los productos defectuosos

Los productos defectuosos pueden dar lugar a varios tipos de lesiones que van desde las incómodas hasta las graves. También pueden dejar a la víctima discapacitada (temporal o permanentemente) o incluso resultar en la muerte.

La ley permite a las personas perjudicadas por estos productos solicitar daños monetarios. Esto significa que si usted o sus seres queridos sufren una lesión por defectos de fabricación, diseño o comercialización, puede presentar una reclamación por daños.

Tipos de demandas de responsabilidad por productos

Las demandas por responsabilidad del producto se clasifican en función de la causa de la acción legal. En general, existen tres géneros de demandas por responsabilidad del producto:

Negligencia

Lo que se requiere es establecer que el descuido en el diseño o la fabricación del producto provocó las lesiones sufridas. La negligencia puede cubrir varios valores predeterminados por parte del fabricante.

Esto, por ejemplo, puede incluir ser negligente en el diseño o la revisión de los planes de productos. Podría abarcar el uso de máquinas responsables de fabricar varios componentes del producto o no inspeccionarlo lo suficiente. También podría cubrir la liberación del producto al mercado sin la debida consideración. En estos casos, el consumidor debe demostrar que:

  • El acusado tenía el deber de vender un producto seguro.
  • El acusado incumplió este deber. Existe un "incumplimiento del deber" si el demandante puede probar que el demandado sabía o debería haber sabido que el producto era defectuoso.
  • Que el producto defectuoso es la causa de las lesiones sufridas.

Responsabilidad objetiva

La responsabilidad estricta es la imposición de responsabilidad a una parte sin que se encuentre la culpa (negligencia o intención tortuosa). Esto significa que todo lo que tiene que probar aquí es que existe un defecto en un producto y que se produjo una lesión como resultado de la lesión.

Si se establece el defecto, el fabricante puede ser estrictamente responsable de cualquier daño resultante. Es irrelevante aquí que se haya tenido extremo cuidado y cuidado en la fabricación del producto.

En particular, para el pleno funcionamiento de la regla de responsabilidad estricta, el producto debe haber sido comprado en la cadena de distribución reconocida.

Incumplimiento de la garantía

Una garantía es una forma de "garantía" que el fabricante o vendedor da sobre la condición del producto. Esto puede ser una garantía expresa o implícita.

Una garantía expresa es una representación del producto y su seguridad por parte del fabricante o el vendedor. Una garantía implícita, por otro lado, son ciertas garantías que, aunque no están expresamente declaradas por el fabricante, se presume que están así establecidas y establecidas. Existe una garantía implícita, por ejemplo, de que el producto, si se usa según lo previsto, no causará ningún daño.

El incumplimiento de estas garantías le otorgará a un consumidor, o grupo de consumidores, el derecho de iniciar un caso de responsabilidad del producto.

¿Cuándo surge un agravio masivo?

Un agravio masivo es una acción civil iniciada por numerosos demandantes contra un acusado común. Si un producto defectuoso afecta a un gran número de personas simultáneamente, se puede instituir un agravio masivo o una demanda colectiva.

En un agravio masivo sobre la responsabilidad del producto, un pequeño grupo de personas representará a la mayoría de las personas afectadas por el mismo acusado.

Mass Tort difiere de los trajes de Class Action. En demandas de agravio masivo, las lesiones sufridas por los demandantes, a diferencia de las demandas colectivas, no tienen que ser las mismas. En agravio masivo, cada demandante tendrá que probar los hechos de su propio caso.

Un agravio masivo se usa a menudo para situaciones en las que la cantidad de daños que recibe cada demandante sería nominal. En tales casos, el valor potencial de una demanda individual no superaría los costos legales involucrados.

Entidades que pueden ser consideradas responsables en casos de responsabilidad del producto

Si se ha sufrido una lesión, puede presentar un reclamo contra varias personas conectadas al producto. Cada caso depende de sus propios hechos. Un consumidor lesionado puede presentar una demanda contra más de una parte responsable. Estos pueden incluir los fabricantes o distribuidores (mayoristas o minoristas).

Es importante destacar que un distribuidor, aunque no participe en la fabricación del producto defectuoso, puede ser considerado responsable de los daños. Esto se debe a que el distribuidor ha ofrecido la condición implícita de que el producto es seguro y adecuado para su uso.

Efectivamente, cualquier parte involucrada en la cadena de distribución de un producto defectuoso puede ser considerada responsable. Al instituir un caso de responsabilidad por productos defectuosos, es esencial incluir a todas las partes involucradas en la cadena de distribución.

Daños recuperables en una demanda por responsabilidad del producto

Los daños por lesiones en casos de responsabilidad del producto son generalmente compensatorios o punitivos. Tras el establecimiento exitoso de la responsabilidad, puede ser elegible para daños y perjuicios para cubrir los costos médicos (presentes y futuros). También puede recuperarse por salarios perdidos, dolor y sufrimiento o incluso angustia emocional.

Daños compensatorios

Los daños compensatorios son la suma de dinero otorgada para reembolsar a un demandante por los daños, lesiones o pérdidas sufridas. Esta compensación a menudo tiene la intención de hacer al demandante "completo" después del accidente o lesión. Pueden ser especiales o generales.

Se otorgan daños especiales para reembolsar al demandante los gastos de bolsillo calculables o las pérdidas financieras. Estos incluyen el pago de facturas médicas y de hospital o por salarios perdidos.

Los daños generales implican reembolsar al demandante por pérdidas que no pueden calcularse fácilmente. La compensación por el dolor y el sufrimiento, la angustia mental, los gastos médicos futuros caen por debajo de esta categoría. Además, el valor de los futuros salarios perdidos, la pérdida del consorcio, la pérdida del disfrute pacífico de la vida también se reducen aquí.

Daños punitivos

También llamados daños ejemplares, estos daños se otorgan como una forma de castigo por el comportamiento imprudente o negligente del fabricante. Los daños punitivos también pueden otorgarse si el tribunal considera que los daños compensatorios son inadecuados.

Aunque la esencia de los daños punitivos es castigar al fabricante o distribuidor que cometió el error, el demandante recibirá la totalidad o una parte sustancial del premio monetario.

Prueba de un caso de responsabilidad del producto

Probar la responsabilidad en casos de defectos del producto, como en muchos otros casos, no es un proceso sencillo. Por ejemplo, puede ser difícil demostrar la responsabilidad del producto cuando la función del producto está indisolublemente unida a su peligro inherente. Toma un cuchillo por ejemplo. El peligro inherente en un cuchillo es su filo. Pero si esto se retira, el cuchillo se vuelve no apto para su uso.

En casos como estos, establecer que tiene derecho a una indemnización por lesiones será difícil. A pesar de esto, todavía es posible pedir cuentas a las partes responsables. Y todo comienza con la retención del abogado adecuado.

Cómo pueden ayudar Oshan y sus asociados

La mayoría de las cajas de productos defectuosos son de naturaleza muy técnica y compleja. Es importante contar con abogados competentes y experimentados en productos defectuosos.

Los abogados de Oshan and Associates no solo lo ayudarán a determinar si tiene o no un caso y las partes responsables, sino que también estarán involucrados en la recopilación de la evidencia técnica requerida.

Póngase en contacto con el equipo de abogados con experiencia en lesiones personales en Oshan y Asociados para configurar su consulta inicial. Estaremos encantados de ayudarlo a conocer más sobre sus derechos y los posibles resultados de su reclamo.

Haga clic aquí para programar un consulta gratis o llámenos al (646) 421-4062 hoy. También puede comunicarse con nuestra oficina de Seattle al (206) 335-3880.